viernes, 24 de julio de 2009

No levantamos cabeza.

En tarde infernal 45º grados al sol, se han lidiado toros de Valdefresno y Hermanos Fraile Mazas, MANSOS!!!!, muy desiguales, y sin nada dentro para:

Ponce: Silencio y Saludos.
Castella: Oreja y Ovación.
Perera: Palmas y Palmas.

En primer lugar se lidió un toro muy suelto y mansisimo de Valdefresno, Ponce lo intentó aguantar, pero el toro acabó en toriles y no puedo hacer más.

Posteriormente salió un toro de Valdefrenso también sin fuerza, sin movilidad, muy manso. Castella no hizo nada con el capote, y con la muleta buen comienzo por estatuarios pero nada más, arrimón increible ante un buey, ole sus "huevos" pero por un arrimon ante semejante animal no se puede cortar una oreja, REGALAZO de oreja para el Frances, asi como no van a estar encantados de venir a Valencia.

En tercer lugar se lidió otro buey de Valdefresno, hasta el momento presentados muy normalitos. Este se vino arriba en la muleta y Perera no fué capaz de darle un pase limpio, no puedo templar y el toro en ocsaiones se quiso comer la muleta, se le escapó el mejor de la tarde, que aun así fue un petardo.


En cuarto lugar salió un toro bien presentado y muy armado. Ponce inició bien la faena por abajo, pero aqui se quedó todo y vino mi mayor sorpresa. Enrique cual maletilla de pueblo, deseoso de un par de reales para comer, se puso a dar molinetes sin ton ni son, a mirar al tendido, despues molinetes de rodillas, algo espantoso. Que este figurón del toreo se rebaje y desprecie tanto su carrera... Pichó dos veces (y menos mal, por que sino le dan dos orejas por no hacer nada, bueno si, molinetes de rodillas!!) y ya cabreado se tiró de forma indiscriminada a los bajos, le arreo un bajonazo espantoso y el toro calló rodado. La gente se volvió loca con esos molinetes y esa forma de caer el toro, y aplaudian a rabiar. Los que pensabamos diferente y dijimos algo casi nos agreden asi que mejor nos callamos. Ponce no hizo más que meter el pico, al igual que sus compañeros pero mucho más exagerado, creanme que no se cruzó NI EN UN SOLO pase, ni en uno, todos al hilo TODOS.

El quintó fué la bomba, como sin hacer nada, exceptuando una serie muy buena y unos cambios por la espalda, la gente se vuelve loca pidiendo la oreja, y gracias que el señor presidente hizo oidos sordos sino Castella se va por la puerta grande dando una serie, dos cambiados de mucho valor y un buen comienzo por estatuarios. Al pobre presidente aun le pitan los oidos, se cagaron en medio arbol genialogico. Lo incomprensible es que Castella se enfade, Sebastian agradeceselo si tu sabias que no habias hecho nada, pero bueno será el calenton del momento.

El sexto fué una cabra, novillo... todo lo que queramos decir, fué protestado por un sector minoritario del público, que no se rindan que cada dia se les oye más, un 10 para ellos, sector de toriles. Perera tampoco le hizo nada de nada, otro manso redomao, que no quisó saber nada.

Destacar el caracter festivo de la tarde, parecia San Fermin la gente iba de fiesta a aplaudirlo todo, pero todo todo. Una tarde para olvidar, encima leemos en los medios taurinos que importante tarde de Castella y detalles de los otros dos. Yo creo que fue detalles de Castella y nada de nada de los otros dos.
Lo más alarmante lo de Ponc,e que está ensuciando su brillante y prestigiosa carrera.
También diran que que valientes los toreros ponerse delante de esos animales, hoy los valientes estabamos en el tendido de Sol pasando las de Caín.

Por cierto, un CERO para la empresa por no tener un equipo sanitario por el tendido, que menos que uno en sol y otro en sombra. Un hombre ha caido inconsciente y se lo han tenido que llevar sus compañeros de localidad en volandas, no habia ni un solo sanitario... en fin.

Tarde para olvidar, mañana novillada de Parladé, esperemos que Morante ponga algo de seriedad, por que los otros dos... casi nada! Suerte a los que vayais.

1 comentario:

enelredondel dijo...

Tu lo has dicho. Tarde para olvidar. No solo por lo que ha ocurrido en el ruedo que no ha sido nada, sino también por lo que ha ocurrido en la grada. Sin duda la peor tarde que he vivido jamás en la Plaza de Toros de Valencia. ¿San Fermín? Al menos allí cantan El Rey. Hubiéramos estado mas distraidos que aguantando todo lo que hemos aguantado. Menos mal que mañana, será otro día. O eso espero.