jueves, 4 de abril de 2019

UN CARTELÓN DE PREMIO (Crónica 31 de Marzo de 2019)





"CARTELÓN" SALVA UN NUEVO DESASTRE DE JOSE LUIS PEREDA EN UNA LARGUÍSIMA TARDE DE AVISOS. 


Madrid. Plaza de toros de Las Ventas. 
31 de marzo de 2019 
Novillos de José Luis Pereda para: 
·           Juan Carlos Carballo: silencio tras aviso y leves palmas tras aviso. 
·           Jesús Díez: silencio tras dos avisos y silencio tras aviso. 
·           Adrien Salenc: saludos tras dos avisos y silencio. 
Entrada: 5.486 espectadores. 

Fria y tediosa tarde la segunda de temporada en Madrid. Una fuerte y desigual novillada de José Luis Pereda aburrió al personal entre los falsos rumores de la vuelta de JT al verano madrileño. Y a decir verdad, se prestó más atención a las mofas twitteras que al desarrollo de las lidias insulsas de los novillos onubenses. ¡Quien diría leyendo el perfil de la vacada que lo que estábamos presenciando era un auténtico coñazo!

Sí tuvo interés la lidia del tercero, de nombre Cartelón. Un animal serio e importante en todo su quehacer. Apretó en varas y tuvo la virtud de la fijeza y casta. El empiece de Salenc fue lo mejor de una desigual faena. Genuflexo y conduciendo la embestida en un torerísimo empiece en el tercio, más allá de la segunda raya. Una tanda de derechazos ligados y poderosos, para luego bajar el nivel con una falta de acople más que considerable. No era fácil el de Pereda, y quiso en todo momento el francés, al que le costó empujar la embestida al natural. Subió de nuevo el tono por derechazos, en la tanda más lograda y sentida. El fallo con los aceros tras un remate riguroso enfrió a los tendidos, que otorgaron una sonora ovación al 59 de Pereda. 
Ante el cierraplaza apenas pudo mostrar sus ganas. Un animal flojo y descastado que antirreglamentariamente fue lidiado con un solo puyazo, tras el descuido (quien sabe si intencionado) de Gonzalo de Villa, que volvía a liarla una vez más en el palco presidencial. No importa cuando leas esto.

El resto de la novillada tuvo los defectos constantes de una ganadería que no está en buen momento. Es inexplicable su comparecencia en una fecha tan señalada como el 2 de mayo, aunque no acaba de sorprenderme viendo la dejadez de la CAM en los últimos años. Faltó casta, poder y entrega. Bases que dan el espectáculo e interés que no hubo. 

Juan Carlos Carballo estuvo hecho un tío. Su pequeña estatura le hace aún más héroe. Enorme parecía el primero, que casualmente resultó ser el de más terciada presencia. La falta de fuerzas provocó las constantes protestas que se manifestaban en un continuo cabeceo al trapo del extremeño. Aplomo y seriedad no ratificada con la espada. Ante el cuarto buscó las cercanías y el pitón contrario. Susto sin consecuencias y de nuevo mal con los aceros. 

Jesús Díez, anunciado vulgarmente como “El Chorlo”, dejó los detalles más toreros de la tarde. Su manera de estar en la plaza le hace personal y clásico. A ello debemos sumar la buena actitud ante sus dos toros. Su primero fue un tacazo burraco que mostró malas ideas y mucha vacilación antes de cada acometida. No quiso caballo a pesar de la insistencia de cierto sector, y llegó excesivamente parado a la muleta del pacense. Perfilero y muy cruzado, algo retorcido en su figura, consiguió sacar algún muletazo en redondo estimable. Tampoco estuvo acertado con los aceros, lo que emborronó su paso por Madrid.

Pocos argumentos en una tarde en la que llegaron a sonar 7 avisos. Se dice pronto.

Un saludo
Borja González


Novillos lidiados: 
·           Primero. “Portugués 68, colorado de 462 kilos (Pitos) 
Corto de cuello y cómodo de cara. Muy flojo y descastado. Siempre a la defensiva.
·           Segundo. “Alzheimer”  64, negro listón salpicado de 460 kilos (Pitos) 
Precioso de capa y hechura. Reservón, manso y rajado. Muy a menos.
·           Tercero. “Cartelón” Nº59, negro bragado meano axiblanco de 498 kilos (Ovación) 
Buen novillo. Sin cumplir en varas pero con mucha importancia y virtudes en la muleta.
·           Cuarto. “Competidor”  88, negro bragado meano de 522 kilos (Silencio) 
Feo, basto y alto. Manso y rajado.
·           Quinto. “Sutilo”  52, negro de 497 kilos (Silencio) 
Bien presentado. Flojo y a menos en la muleta. Acabó parándose.
·           Sexto. “Señorón”  76, colorado ojo de perdíz de 502 kilos (Pitos) 
Bien presentado. Flojo, manso y deslucido.

No hay comentarios: