domingo, 13 de diciembre de 2009

RECORDANDO.... CORRALEJO DE NOMBRE

En quinto lugar salió “Corralejo” el toro de la corrida. Herrado con el numero 23, negro bragado y cinqueño. El toro más serio y cuajado de la corrida. Con volumen, bonito de cara, buenas hechuras y con mucho trapio. Ya de salida marcó su terreno, asomando la cabeza por chiqueros , parado y mirando siempre arriba. Señores, un pedazo de toro. Timidas palmas de salida. Rematador en los burladeros y apretando en el capote, siempre humillando muchísimo. En varas llegó el desastre, un primer puyazo muy muy largo y duro. El toro muy bravo apretó de lo lindo , primero ajustando al caballo en tablas y posteriormente sacándole hasta los medios para luego derribarle. Señores…como empujó ese toro. Metiendo riñones, con la cara abajo y siempre a mas. Que preciosidad. Y es que estuvo encelado con el caballo en tierra mucho tiempo y no se crean que los subalternos que allí se encontraban hicieron mucho por quitarle. Llegó una bronca tremenda por parte del publico. Y para mas enfado no nos dejaron ver al toro en este tercio y en el segundo puyazo lo metieron directamente debajo del caballo cuando todo el mundo pedía que se le pusiera a la otra punta de la plaza. No cabe la menor duda de que el toro hubiera ido y hubiera peleado. Pues nada, de nuevo un puyazo durísimo que hizo que el toro sangrara en demasía. La bronca que se llevó el picador a la salida fue increíble. Todo el mundo de acuerdo.El toro fue tratado de una forma pésima en banderillas. Muchisimos capotazos, pasadas en falso y desorden total en el ruedo. Seguían los pitos.Torres Jerez no quiso ni ver al toro. Ya en el empiece de faena volvieron a sonar silbidos para el diestro. Lo que hiciera no iba a servir para nada, se había cargado al toro.Como iba Corralejo!! Empiece por abajo, bien Torres Jerez , con el toro humillando muchísimo y yendo larguísimo. Tenía muchísima emoción el de Cortijoliva.Y es que se le quiso llevar al tercio, pero de nuevo los aficionados , le recriminaron y le hicieron sacárselo a los medios, donde el toro tenia mucho poder. Bien la afición de Cenicientos.Bravo el toro que a pesar de esos dos larguísimos puyazos desarrolló una buenísima embestida por ambos pitonesEl diestro estuvo siempre fuera de sitio, con pico… muy mal Torres JerezPara finalizar su desastrosa tarde le dio un bajonazo de escándalo. Una muerte que no se merecía este gran toro. Aun asi el toro tuvo una muerte encastadísima. Muerte de bravo.Merecidisima vuelta al ruedo y merecidísima bronca al torero.



Todo esto lo pudimos vivir aquellos que acudimos a la plaza de Cenicientos ( Madrid) este año. Meses después hemos querido recoger dicha faena y demostrarselo con un video de la última parte de la faena de muleta donde vemos la codicia, nobleza del toro y el enfado de la afición sabia y dura de los coruchos. Sentimos no poder ofrecerles el espectáculo que dio en varas.



Es sin duda uno de los mejores toros de la temporada.



3 comentarios:

Iván dijo...

IMPRESIONANTE!!!
Enhorabuena por la crónica.
Una suerte el haber podido vivir en directo aquella tarde.
La foto ¨pa mi escritorio¨!!!

Anónimo dijo...

Sin duda Corralejo fue el toro de la tarde, el único diría yo. El público, justificadamente, se puso en contra de uno de esos toreros que supedita la faena a su conveniencia, sin tener en cuenta a un público, de corte torista, que fundamentalmente acude a Cenicientos a ver toros, no toreros.
Una verdadera lástima el desgaste que hizo el toro en la primera vara, era un toro para haberlo visto al menos en tres entradas al caballo y no para desgastarlo en la primera vara y que quedara prácticamente inédito en la segunda.
En cuanto al comportamiento del toro en el último tercio, creo que posibilitó el que se le cortaran las dos orejas, una lástima que en el video no se vea la primera parte del último tercio. Esos toros nobles son los que posibilitan los triunfos pero para ello debe haber un torero que pueda y quiera hacer las cosas bien. No obstante, para mi gusto, eché de menos en el toro ese punto de picante que hubiera dado mayor emoción a la cosa, en mi opinión fue demasiado noblote.
A Torres Jerez pareció sorprenderle que, en vez de darle una oreja, lo que se llevó fue una monumental bronca. Sin duda, lo mismo que hizo allí, lo hubiera hecho en otra plaza y es posible que hubiera recibido recompensa pero pareció no querer enterarse de la tradición de la plaza donde estaba.
Ya es hora que exijamos una buena ejecución de la suerte de varas y no como mero trámite para acabar con el toro antes de que llegue a la muleta y deje ver las vergüenzas del lidiador. Este año recuerdo una vara en Las Ventas aún más larga que esa, la que le propinó Arturo Saldívar, acuso al novillero por ser el máximo y último responsable del “delito”, a un novillo de Pereda.

J.Carlos

Anónimo dijo...

La verdad que fue un gran toro y que a todos nos hubiera gustado verlo con todo en la muleta y no amasacrado y de malas maneras